7 Consejos para afrontar tu examen de Selectividad

7 Consejos para afrontar tu examen de Selectividad

Ya estamos cerca del temido examen que decidirá vuestro futuro. Bueno, esto quizás sea un poco exagerado, pero la mayoría de los que os presentáis a Selectividad tenéis esta imagen en mente, es por eso que estáis como flanes antes de llegar al examen.. y los nervios nunca fueron buenos aliados. Cierto es, y os lo habrán repetido vuestros padres hasta la saciedad, que este examen solo evalúa lo que ya os sabéis y habéis estudiado a lo largo del curso, así que el primer consejo, no es otro que respira hondo, deja la mente en blanco e intenta relajarte. Como esto es más difícil de lo que parece.. os dejamos otros un poco más fáciles para que el día D todo os salga genial :)

1. Planifica bien las semanas de estudio previas a tus exámenes.

Haz un cuadrante, coge un folio y un boli y anota, como si fuese un horario escolar, las horas y días que dedicarás a cada materia. Hazlo con colores vivos, mezcla distintas asignaturas en un mismo día, para dar más variedad al día, e incluye espacio para tu tiempo de ocio, que no todo sea estudiar, deja tiempo para estar con tus amigos y relajarte un poco lejos del escritorio.
Déjalo todo bien planificado y colócalo en algún lugar visible para que no se te olvide y al final no sirva de nada :)

2. Cuida tu sueño

Durante esta semana es muy importante que cuides tu descanso. Son cientos los estudios que hablan de la importancia de estar descansados para obtener un buen rendimiento y han confirmado que una de las principales funciones del sueño es la de “limpiar” la memoria a corto plazo y así dejar sitio libre para almacenar más información. Los recuerdos acumulados durante el día se almacenan en el hipocampo, de forma temporal, y después son enviados a la corteza prefrontal, además, no dormir lo suficiente, puede reducir la capacidad de asimilar conocimientos en casi un 40%, ya que la falta de sueño hace que las funciones implicadas en el almacenaje no funcionan de forma correcta. Así que asume una rutina, vete a la cama a la misma hora, lee un libro antes de dormir e intenta relajarte.. en un par de día lo tendrás controlado.

3. Repasa, repasa y luego, repasa

No es tiempo de aprender cosas nuevas, mejor, dedica el tiempo a afianzar conocimientos que ya has aprendido a lo largo del curso. En tan corto plazo de tiempo no vas a poder asimilar nuevos conocimiento, y te vas a poner muy nervios@, precisamente de lo que estamos intentado huir. Coge tus apuntes del curso, y comienza a repasar, haz nuevos esquemas y, si te sirve, di la lección en alto. Dedícate a asimilar conocimientos.

4. Deja todo preparado la noche de antes

Para evitar el estrés del último momento, es aconsejable que dejes todo preparado la noche anterior al primer examen de selectividad. Y todo, es todo: DNI, bolis, calculadora e incluso la ropa que te vayas a poner.. deja listo absolutamente todo, así esa noche descansarás mejor sin pensar que te va a olvidar algo imprescindible y evitarás cualquier sorpresa negativa.

5. Pasa del café

La misma mañana del examen evita tomar café (con cafeína) o cualquier otro estimulante, no son nada bueno para los nervios. Estas sustancias estimulan el sistema nervioso y sobre-activan el organismo, lo que hará que aumente tu ansiedad, al mismo tiempo que reducen la disponibilidad de vitaminas y minerales en nuestro cuerpo, por lo que nos dará la sensación de estar más cansados de lo que estamos.

6. No hables del examen antes del examen

Comentar con los compañeros y amigos lo que has repasado o estudiado, lo que te sabes, lo que te ha costado más trabajo o lo que directamente ni te ha dado tiempo a mirar, no hará más que crearte inseguridades. Desde el primer día tu organizaste un esquema de trabajo del que estabas muy seguro, y que has cumplido a rajatabla, así que, mejor no dudar en el último momento. Confía en ti y en todo el esfuerzo de las semanas anteriores y ve a por todas.

7. Lee detenidamente el examen

No tengas prisa, coge el examen, léelo detenidamente de arriba abajo, y decide en consecuencia. Elige la opción (en caso de que puedas elegir) que te parezca más sencilla, no intentes lucirte, ve a lo claro y clava el examen. Es muy aconsejable, una vez que tengas clara la opción, coge un folio (es muy importante que quede claro que es el folio en sucio, para que luego no haya confusiones) y haz un esquema de cómo vas a plantear el examen, algo sencillo, no le dediques mucho tiempo, pero tener claro la guía a seguir te ayudará a desarrollar el examen de forma más clara.

Cumple estos 7 pasos y todo irá sobre ruedas.. en serio, el examen de Selectividad es más sencillo de lo que crees, todo es como te lo tomes, la actitud lo es todo.. y si aún así encuentras problemas para concentrarte, en Global te esperamos con cursos intensivos dirigidos por profesores titulados, pensados para que lo triunfes en selectividad. Contáctanos.

Deja un comentario